Gambito de dama (2020), Scott Frank

Gambito de dama (2020), Scott Frank

UN TABLERO AL QUE AGARRARSE

 

 

Las monedas siempre tienen dos caras: la madre enferma que falló a Beth con su falta de límites es también la científica brillante que quizá la salvó con su ejemplo de compromiso, compulsivo eso sí, vocacional.

 

 

Cuando tu padre deja a tu madre, y desaparece de tu vida, por razones en las que no hace falta entrar porque tampoco es el tema, pero que haberlas debe haberlas (más allá del simplista concepto del maltrato a las mujeres por los hombres), y tu vida se reduce a lo que hay entre tu madre y tú, entonces puedes, en el mejor de los casos, beneficiarte de lo que tu madre te aporte. ¿Qué pasa si, en cambio, tu madre tiene graves problemas mentales y no puede aportar mucho?, ¿ni siquiera lo justo, quizá?

 

El personaje magnéticamente interpretado por Anya Taylor-Joy debe enfrentarse a esta realidad, y Gambito de dama se esfuerza muy sensiblemente por mostrárnoslo. A esta hija sólo le queda su refugio, el ajedrez, en el que se vuelca compulsivamente. 

 

Quizá podamos ver en su comportamiento compulsivo un rasgo reconocible también en su madre, una científica brillante en parte volcada con su vocación. Dicho de otro modo, debe de haber algo de su madre en ella que, en pocas palabras, le salva la vida (las monedas tienen siempre dos caras). Esto, y el "padre adoptivo" que encuentra, cuya función consiste en ofrecerle a Beth orden y una alternativa que quizá por sí sola no habría podido encontrar, permitirán a esta niña construir, a su doloroso modo, algo parecido a la consistencia que siempre le faltó dadas las carencias de su madre.

 

Otra gran serie de Scott Frank después de la maravillosa Godless.

 

0
Feed
© 2024 Cine al Diván Todos los derechos reservados
Producido por BeeDIGITAL