Fleishman is in trouble (2022), Shari Springer Berman

Fleishman is in trouble (2022), Shari Springer Berman

NARCISISMO SALVADOR

 

 

El narcisismo puede ser ese lugar en el que el individuo se refugie para sobrevivir, cuando su relación con el otro que debía ocuparse de él haya sido demasiado pobre, demasiado descuidada.

 

 

Tres historias relacionadas, de tres personas íntimamente vinculadas entre sí, y sin embargo ajenas las unas a las otras en un grado que nos parece sorprendente, a los que asistimos a sus encuentros y desencuentros. A los que asistimos, en otras palabras, a los problemas que les crea su dificultad para comunicarse y para entenderse.


El tema en torno al que me parece que todo gira, en esta historia, es el del narcisismo. El concepto al que me refiero tiene que ver con el amor de sí mismo, tal como se lo entiende vulgarmente, pero no es tan fácil de reducir a esa idea sola. Hablar de amor de sí mismo también es hablar de supervivencia, en cierto sentido. Esto me parece especialmente cierto en todo lo relacionado con el personaje de Claire Danes.


Ella interpreta a una mujer que es madre pero no parece querer serlo, y por eso nos resulta antipática casi todo el rato. En un giro muy certero, su personaje se acaba descubriendo, a nosotros tanto como a sí mismo, como un ser tremendamente frágil, pendiente de un hilo sobre el abismo del desamparo. El narcisismo de su personaje lo podemos entender, entonces, como su refugio, el único apoyo que tiene contra la caída y la desesperación.


Es una persona narcisista, sí, pero no sólo por lo obvio, o sea, porque piensa en sí misma. Lo es sobre todo porque se refugia en sí misma, porque no tiene otro remedio. Al parecer, nadie pensó en ella demasiado, de niña, y su vuelta hacia sí misma fue el modo como consiguió sobrevivir a ese descuido. ¿Cómo podría alguien tan necesitado de cuidados ocuparse de alguien incluso más necesitado, como lo es un bebé? Alguien así, para hacerlo, tendría que descuidarse a sí mismo, y entonces caería finalmente en ese abismo. Así debemos entender la explosión emocional de este personaje en la escena de la terapia de grupo. Se trata de ese preciso instante en que ella se suelta, en que se deja ir, para ser sostenida por otros. En que emergen su necesidad y su desesperación.


En el fondo, como nos muestra la serie, tampoco su marido había sido capaz de pensar en ella. No como ella habría necesitado, quiero decir. Pero, ¿es que acaso es esa la función de un marido? ¿No sería la propia de unos padres, como es bastante obvio?


Lo que muestra muy bien esta serie es la compleja estructura de capas de verdad sobre la que se construyen la mente y la personalidad de las personas. Y como el desconocer esas capas de verdad del otro (y de sí mismos) impide a las personas relacionarse entre sí.


Lo que también parece mostrarnos es que las relaciones son superficiales, incluso en el mejor de los casos. Lo son las de pareja, como tan bien se nos muestra en la disección del narcisismo de la pareja protagonista. O las de unos supuestos mejores amigos. Y es que quizá son los “mejores”, pero eso no significa que se entiendan de verdad, mutuamente. No, si sus narcisismos le ganan demasiado terreno a la capacidad de salirse de sí mismos para conocer a los otros.

 

0
Feed
© 2024 Cine al Diván Todos los derechos reservados
Producido por BeeDIGITAL