El último acto (2018), Kenneth Branagh

El último acto (2018), Kenneth Branagh

LA VANA ADMIRACIÓN DEL PÚBLICO

 

 

Si el amor de un padre dependiera de algo material y pasajero como el éxito del hijo, quizá dicho amor sería algo tan frágil como la confianza en sí mismo de este Shakespeare hijo.

 

 

Preciosa película de Kenneth Branagh, que muestra en ella una voz distinta de la habitual, alejada en gran medida de sus adaptaciones del propio Shakespeare (pero no menos valiosa, en mi opinión) y más aún de las frías y bastante anodinas historias dirigidas para Hollywood.

 

Shakespeare vuelve a casa tras el incendio de su teatro, retirado definitivamente de los focos, y afronta las consecuencias de su larga ausencia de casa, las difíciles relaciones con su mujer y con sus dos hijas, especialmente con la melliza de Hamnet, su hijo fallecido.

 

Éste murió en su ausencia. Shakespeare le había idealizado, le creía un talentoso poeta, pero su familia le había ocultado la verdad, o sea, que aquel solo le mostraba lo que su hermana había escrito, buscando ser querido por él, que quizá no tenía ojos más que para el talento.

 

Shakespeare es un gran autor, admirado en el mundo entero, pero ha necesitado comprar un escudo de armas que colocar sobre su puerta para sentirse alguien (valorado), como si tampoco el talento fuera garantía de éxito en ese terreno.

 

Si la valoración que Shakespeare hace de su hijo parece el único modo en que éste pudo hacerse interesante para él, objeto de su amor, ¿es posible que el famoso autor haya buscado eso mismo con su obra, es decir, que su propio padre le quisiera a él? Claro que, si el amor de un padre dependiera de algo material y pasajero como el éxito del hijo, quizá dicho amor sería algo tan frágil como la confianza en sí mismo de Shakespeare.

 

0
Feed
© 2024 Cine al Diván Todos los derechos reservados
Producido por BeeDIGITAL